Más nada

Yo no quiero nada,
que no,
nada, nada, nada.

No me traigas nada,
que no,
nada dije, nada,

ni me ofrezcas nada,
que yo
nada quiero. Nada.

Toma lo que quieras
si tú
quieres lo que quieras.

Pero nada, nada
me des,
que no quiero nada.


Cristino Alberto Gómez
23 de mayo de 2010

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!