Ha vuelto el agua (análisis por el Dr. Ronnie de Camino)



HA VUELTO EL AGUA
HUMILDES COMENTARIOS SOBRE LA OPERA PRIMA DEL POETA DOMINICANO Y CATIANO
CRISTINO ALBERTO GÓMEZ

Por Ronnie de Camino*
Cofradía de los Insolentes

Este es un saludo por  “interposita persona”, por alguien que me personificará  (… lo o la compadezco). Les he fallado, por no poder estar con Uds. Pero sin embargo nadie me quita lo que he disfrutado leyendo el poemario de Cristino  Alberto Gómez.
Lo primero es lo primero: amo la poesía y me gusta también escribirla. Para mí la poesía es un diálogo conmigo mismo, es un diálogo con los muchos unos mismos  que somos. Somos  pasado, presente, futuro; somos íntimos y extrovertidos; tenemos sueños  bellos y pesadillas; tenemos evocaciones gratas y llenas de angustia, y todo, absolutamente todo se puede transformar en poesía: una pregunta, una catástrofe, el encuentro con una persona digna, el amor, la amargura, la soledad, una flor, una estrella, un dolor, otro dolor, una alegría, otra alegría, una infamia.

Es la primera vez  que me toca  comentar un libro de poesía. He comentado otros libros, pero desde la aridez de la tecnocracia de los números, los gráficos, las fórmulas. Gracias  Cristino, por permitirme ahora  hacer comentarios a tu obra, desde  el algebra del amor, de la  geografía de la intimidad, desde la altitud  de los sentimientos, de las metáforas, desde la evolución imaginario – real del mundo de los centauros, los unicornios, de las sirenas, de los cíclopes, las telemurcias, los nemunomos, los suepatos, los elfos y los gnomos.

No sé nada de aposiopesis, apotegmas, asíndeton, batología, conmoración, disfemismos, ecfonésis, epanaplidosis, epanortosis., glosolalias, hiperbatones, homoiosis, jitanjaforas, litotes, metafrasis, metalepsis, mitacismos y de otra serie de  conceptos que usan los críticos literarios para ganarse el pan sin que nadie los comprenda y para elevar a sus amigos  al Olimpo de la literatura o condenar a sus enemigos al Infierno de Dante.

Para mi la literatura, consiste en vivir lo que se lee  y escribir lo que se vive, por ello  sólo puedo juzgar  un texto desde los sentimientos , desde el corazón, desde la emoción , la ternura , la tristeza, la soledad, la solidaridad, la hermandad. Me gusta lo que me emociona, lo que me hace vibrar . Esa es la perspectiva con que leí el bello poemario de Cristino por ello me gustan los poemas de “ Ha vuelto el Agua”


Su título “Ha vuelto el agua”…

…ya es un poema por sí mismo, y es optimismo, pues el agua sólo vuelve si vuelve la naturaleza con sus bendiciones. Rememoré con el poema fundacional de este libro, las imágenes de la Venezuela tropical y  rural, que son también las de la Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, Colombia tropical y rural, en que los chiquillos salían a regar su alegría con la lluvia, que venía de un cielo que se rajaba  con rayos y truenos, con la canción del viento. El poema me revivió imágenes alegres, felices, y como muchos de los poemas del libro, me recordó que debo seguir, que debemos seguir siendo felices  en cualquier circunstancia:

Los niños ríen
Regodeados, cantan,
Hundidas sus rodillas…

El libro de Cristino es  de observación profunda. Los biólogos, los médicos, los astrónomos, los psicólogos y muchos otros se entrenan para observar. Los poetas nacen para observar con agudeza a la gente, a las mujeres y a los hombres, a los niños, a las arañas, las mariposas, las flores, las estrellas, la obscuridad, la muerte, la reencarnación, la magia. El poeta Cristino viaja por la vida con un microscopio, una lupa, un estetoscopio y un telescopio, con sismógrafos y pluviómetros que  capturan a los átomos (Atomos de Amor), las vibraciones, las flores y las hojas, los latidos del corazón enamorado, los cataclismos de las almas y el firmamento con sus estrellas, sus soles, sus lunas. Cristino nos da una lección de aprecio a la belleza, una lección que nos muestra lo que perdemos los hombres y las mujeres cuando perdemos la brújula, cuando perdemos la pasión, y nos hace sentir nostalgia de cuando éramos ingenuos y niños de alma.

Su ciencia nos muestra grandes cosas:

Astronomía

Pena de muerte
¿quién es culpable?
La luna
Mas no su luna

 (Prisionero)

Me he convertido en sol
Sin pensarlo
Cuando ocultaba mis rayos

 (Convertido en sol)
Biología

Cuando vuelan los versos
Y se dispersan
Entre dendritas y axones,
Materia gris, materia blanca,
Materia verde, materia seca,
Materia orgánica y descompuesta

(Soledad)

O también

Voy a callar un rato
Apagaré la radio
Olvidaré l tambor
Para escuchar el canto
Del ruiseñor

(La melodía del silencio) 

Hidrología
El agua que yo más tomo
Tiene color, tiene alma,
Olor a mañana fresca,
Sabor a tierra montana

 (Café mañanero)

Física

Dame tan sólo un minuto,
No mires cuan extenso
Para leer los versos
Que escribo para ti

(Tiempo inmensurable)

El sano ecologismo, que ve a Natura amenazada

Un ruiseñor viene sangrando
La culebra está al correr
Un pez también está pagando
La culpa de dejarse ver
Juntas cuál pétalos de rosas
Por doce horas de placer
Pueden gozar dos mariposas
Claro, si no se dejan ver
(La culpa de dejarse ver)

El poemario nos muestra  las espirales y los ciclos del cosmos (El Galoncito), los temores del campesino en la noche rural (Corta Pie),  el valor  de repasar la vida (La Playa, el libro con sus hojas ya recorridas), lo sagrado de la amistad (Cantaré Contigo) que nos invita a cantar juntos y por lo tanto a ser amigos.

“Ha vuelto el agua” es un poemario  a la ruralidad bendita, a la picardía (Versos de amor al escondite), a la ausencia que supone presencia pronta, a  la esperanza ”la oscuridad no existe cuando la luna espera…” (Nuevas Flores)…, de la originalidad  de volver al origen, de tener orgullo por lo simple, y hondo, por lo sencillo y profundo.

Los poetas son también geógrafos de la vida y “Ha vuelto el Agua “ recorre geografías rurales, países, pero también recorre el alma, el cuerpo y todos su vericuetos y nos muestra  las sucesiones y la ecología, y el equilibrio como dinámica.
“…nos preguntan las piedras del río la magnitud de un beso,
  tú te acercas a mi, yo te descubro.
 Habitan maravillas en tú cuerpo”

 ( Cinco días o seis”)

“He nacido en la falda de un cerro
Desnudar he sabido la loma…”

(Empezando a nacer)

No es el agua salada del mar
Ni la luna , ni el cálido sol.
No es el mundo que debe cambiar.
Eres tú, compañero y soy yo.

No es un niño sin techo ni pan
En un campo de Africa. ¡No!
No es tú historia que debe cambiar.
Eres tú compañero, y soy yo

(Eres tú compañero)


Amo  la ciudad de Mao
Sin condiciones
Amo sus calles repletas
De bellas damas
Amo su música alegre…
El ritmo de los tambores…

Quiero terminar  este comentario tomando la propia definición de poeta y poesía  que él establece en “Ha vuelto el agua”:

El poeta no es una de sus obras
Ni el poema un solo de sus versos
Como el río Manatí no es una gota
Ni la lucha por vivir un solo esfuerzo

Cristino  no es sólo su obra “ Ha vuelto el agua”. Su poemario es como la punta de una montaña de hielo (.. de una montaña de vida, de pasión, de amor, de sensibilidad, de humildad orgullosa)”.  Nos muestra…. “una gota del río Manatí” que es él  y será él mismo…, pero hay ocho novenos que no vemos todavía …“en blanco y negro”... y que sólo conoceremos por entregas que de su vida, de su experiencia, de sus logros futuros y de sus escritos  y de su amistad nos irá haciendo llegar .

Como empecé diciendo, para mí, literatura es lo que  me pone alegre, me entristece, me desafía, me provoca, me conmueve. Tu libro me produce esas sensaciones y muchas más; me evoca lugares, circunstancias, seres humanos, vivencias. Tu libro es LITERATURA, así, con mayúscula. Nos dejaste con hambre y te pedimos otro exquisito bocado

Nos sentimos orgullosos de tenerte entre nosotros y nos gustaría  tomar esto como un desafío: que más pronto que tarde, cada uno de los miembros pasados, presentes y futuros de la “COFRADÍA DE LA INSOLENCIA” , nuestro circulo literario, nos ayude a mostrar ciencia y tecnología, pero también que nos muestre literatura y vida.

Ronnie de Camino
Un Insolente
Turrialba, 23 de Abril

* El Dr. Ronnie de Camino es Subdirector General del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza.

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!