Contaminación Ambiental

I.                   Calidad ambiental y contaminación
Se conoce como calidad ambiental el estado de un ecosistema, a escala local, regional o global, en el cual la generación de desechos y el aprovechamiento de recursos no superan la capacidad natural de reciclarlos y regenerarlos, respectivamente. Un ecosistema en estas condiciones se considera en equilibrio y puede sostenerse a través de los años.
Cuando el aprovechamiento de los recursos supera la capacidad natural de regeneración se produce un desbalance que puede resultar en su agotamiento. Podemos entender esta dinámica si imaginamos una cubeta a la cual se le agrega agua por una parte y por otra se le extrae. Si por cada vez se le agregan dos litros y se le extrae uno, llegará un momento cuando se produzca un excedente y la cubeta rebose. Sin embargo, si en vez de esto se le agrega un litro y se extraen dos cada vez, llegará un momento  cuando la cubeta quede vacía y no pueda volver a llenarse.

Por otra parte, si la generación de desechos en un ecosistema es mayor que su capacidad de reciclaje, provocando una alteración negativa del medio natural, se produce la contaminación ambiental. Esta puede ser de diferente tipo, de acuerdo con su origen y con el medio que se ve afectado. Los agentes contaminantes pueden generar daños (frecuentemente irreversibles) en los ecosistemas, así como en la salud y la vida de las personas.
Para fines de orientar la producción agrícola, consideramos relevantes de manera especial tres tipos de contaminación: atmosférica, hídrica y del suelo.

II.                 Contaminación atmosférica
La atmósfera se contamina por la liberación de partículas, mezclas y sustancias químicas que modifican su
Foto tomada de RPP
composición, poniendo en peligro la vida de los factores bióticos del ecosistema, incluyendo a las personas. Las formas más importantes de contaminación de la atmósfera normalmente son debidas a gases generados en actividades humanas. Estos han sido asociados a problemas ambientales globales, tales como: la generación de lluvia ácida, el debilitamiento de la capa de ozono y el cambio climático.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación atmosférica causa dos millones de muertes prematuras al año en el mundo.  Menores niveles de contaminación en una ciudad son relacionados con un mejor estado de salud respiratoria y cardiovascular.
La contaminación atmosférica en su forma visible es común en las ciudades industrializadas, donde se ve flotando en el aire la niebla tóxica. Sin embargo, existen diversos tipos de contaminación, visibles e invisibles.

El principal gas contaminante de la atmósfera es el dióxido de carbono. Aunque en la respiración de los seres vivos se genera este gas, no se considera contaminante sino cuando es producto del uso de combustibles fósiles (como la gasolina, el gasoil y otros derivados del petróleo). En los últimos 150 años, las actividades humanas que usan estos combustibles han aumentado la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera a niveles superiores a los de cientos de miles de años.

Causas de la contaminación atmosférica
Las principales causas de la contaminación atmosférica son:
·         el consumo de combustibles fósiles en la generación de electricidad, los vehículos, la industria y los hogares;
·         las actividades industriales y el uso de disolventes, sobre todo en las industrias químicas y minerales;
·         la agricultura convencional;
·         el tratamiento de los desechos;
·         fuentes de emisión naturales como las erupciones volcánicas, el arrastre de polvo por el viento y el aerosol de origen marino.

Efectos de la contaminación atmosférica
La contaminación de la atmósfera tiene efectos sobre la salud de las personas y sobre el medio ambiente. Entre los principales se encuentran:
-          Aumento en la temperatura global, generando el fenómeno de cambio climático. Estudios recientes muestran que en la República Dominicana, durante los últimos 70 años la temperatura mínima promedio anual aumentó 3 grados y la máxima aumentó 1.8 grados.
-          Producción de ácidos corrosivos que perjudican los ecosistemas al caer en forma de lluvia ácida.
-          Generación de enfermedades en las personas, especialmente respiratorias y cardiovasculares. El incremento de este tipo de enfermedades debido a la contaminación por carbón ha reducido en 5.5 años la esperanza de vida en el norte de China. La contaminación atmosférica también ha sido vinculada con irritaciones en los ojos y garganta, así como con problemas en el sistema nervioso. La acumulación de contaminantes en el cuerpo de las personas puede causar cáncer.
-          Ingreso de los rayos ultravioleta del sol a la superficie de la tierra, debido a la reducción de la capa de ozono, causando daños severos sobre las personas y otros seres vivos.


III.              Contaminación hídrica
La contaminación hídrica se refiere a la modificación del agua a partir de la adición de desperdicios urbanos, desechos domésticos o industriales u otras sustancias o mezclas que degraden su calidad para el consumo humano, para actividades productivas o recreativas o para la vida natural. Aunque el agua puede contaminarse
Contaminación hídrica en Las Caobas, Santo Domingo Oeste. Foto del autor
a partir de fuentes naturales como los volcanes, la gran parte de su contaminación es antropogénica.
Se considera que el agua está contaminada aún cuando la presencia de los materiales perniciosos sea en baja concentración, pues por efecto de la biomagnificación estas sustancias pueden acumularse en los seres vivos alcanzando niveles dañinos. 

Causas de contaminación hídrica
Dependiendo de las causas o fuentes de la contaminación hídrica, esta puede ser:
-          Contaminación industrial, a partir de los vertidos de desechos líquidos y sólidos a los ríos, de manera directa o indirecta, y de las partículas expulsadas en forma de humo que luego son retornadas al suelo por efecto de la lluvia.
-          Contaminación agrícola y ganadera. Se genera por el uso de productos químicos como plaguicidas y fertilizantes en la agricultura convencional, así como por la generación de grandes cantidades de residuos orgánicos que contaminan las fuentes de agua.
-          Contaminación doméstica o urbana. Se produce a medida que de los hogares se vierten desechos líquidos y sólidos que llegan al agua, incluyendo plásticos, vidrio, desechos de muebles, aguas grises, aguas negras. A esto se agrega la expulsión de partículas por los vehículos, los aceites de motores y otros líquidos.
-          Contaminación marina. Se presenta por la intrusión de las aguas del mar en los acuíferos debido a la sobreexplotación de éstos, la sequía y otras causas.

Efectos de la contaminación hídrica
El agua contaminada tiene repercusiones importantes para la salud de las personas y de los ecosistemas, incluyendo:
-          Pérdida de la biodiversidad marina y destrucción de ecosistemas acuáticos por la toxicidad de los desechos contaminantes.
-          Reducción de la calidad de agua para el consumo humano o animal, la recreación y otras actividades.
-          Alteraciones del sistema inmunológico, el potencial de supervivencia y la capacidad de reproducción de las especies.
-          Desarrollo de enfermedades contagiosas en el ser humano, tales como: cólera, fiebre tifoidea, hepatitis y disentería.
-          Desarrollo de cáncer por la acumulación de sustancias tóxicas.
-          Muerte por intoxicación al bañarse con agua contaminada con residuos peligrosos.

IV.              Contaminación del suelo
El suelo se contamina por la entrada de sustancias y mezclas contaminantes por el uso de agroquímicos, agua contaminada, partículas procedentes de las ciudades, residuos de minería y desechos industriales que son vertidos en la superficie, enterrados o depositados en estanques. El nivel de contaminación dependerá
Foto tomada de "Un Blog Verde"
de las concentraciones de los agentes contaminantes y del tipo del suelo. La contaminación altera el comportamiento del suelo, haciéndolo improductivo y perjudicando los organismos vivos que lo habitan.

Causas de la contaminación del suelo
Algunas causas de la contaminación de suelo son:

-          Uso incorrecto de agroquímicos (plaguicidas y fertilizantes)
-          Manejo inapropiado de productos o desechos industriales
-          Contaminantes atmosféricos que son depuestos por la lluvia.
-          Manejo inapropiado de aguas residuales a nivel doméstico e industrial
-          Enterramiento de bidones que luego pueden abrirse
-          Antiguos entierros de residuos

Efectos de la contaminación del suelo
Entre los efectos de la contaminación del suelo sobre las personas y su medio pueden citarse:
-          Concentración de sustancias no deseables en los tejidos de las personas y los animales. Algunos plaguicidas pueden durar más de diez años en el suelo y llegar a diversos organismos, concentrándose cada vez más a medida que avanzan los niveles de la cadena trófica (biomagnificación).
-          Degradación del paisaje por la presencia de residuos, la pérdida de la flora y de la fauna.
-          Pérdida de la fertilidad de los suelos, reducción gradual del rendimiento de los cultivos y la subsecuente pérdida de su valor económico por la presencia de agentes contaminantes.
-          Contaminación de las aguas subterráneas y de la atmósfera por la facilidad de los contaminantes en pasar del suelo a estos medios.

-          Intoxicación de las personas por metales pesados y por compuestos orgánicos volátiles.

V.              Prácticas para reducir la contaminación
Como puede comprenderse a partir de lo estudiado previamente, la contaminación es debida fundamentalmente a las actividades inapropiadas del ser humano. Saberlo y entender las consecuencias de la contaminación reta a las personas conscientes a tomar medidas que permitan reducir al mínimo la contaminación del ambiente. En este deseo por realizar el trabajo que vale la pena, lo esencial es identificar en el medio en el cual nos desempeñamos y en las actividades que desarrollamos día a día aquellos cambios que podemos efectuar para poner nuestra parte.

A continuación se plantean algunas posibles medidas que en diferentes espacios pueden contribuir con la reducción de la contaminación ambiental.
En el hogar
-          Aprender a comprar y a rechazar. Si se compra sólo lo necesario, es menos probable que se termine desechando los productos. Es recomendable hacer una lista de los artículos que se van a comprar antes de llegar al establecimiento comercial y luego ajustarse a la misma. Esto puede evitar que la persona compre por impulso y luego se enfrente a la disonancia cognoscitiva por haber adquirido algo que no necesitaba.
En algunos supermercados los empacadores suelen agregar cantidades impresionantes de plástico al introducir los productos en más fundas de las necesarias. Si usted lleva una funda de tela o se asegura que sólo se usen las fundas necesarias, contribuirá a reducir los desechos plásticos.
-          Reducir el consumo de agua embotellada. En la República Dominicana existe un gran problema en cuanto a la calidad del agua de tubería y esto provoca que el agua de tomar casi siempre deba ser comprada. Tomando en cuenta que los botellones que se usan en las casas son reutilizados, si se lleva un envase con agua para tomar a los lugares de trabajo, estudio, etc., se puede evitar comprar botellas que luego terminan en los botaderos de basura.
-          Preferir, cuando sea posible, productos empacados en papel o cartón a aquellos empacados en plástico.
-          Pensar si un artículo tiene alguna otra utilidad antes de echarlo a la basura.
-          Separar los desechos. Los residuos orgánicos pueden ser utilizados para hacer abono útil a las plantas del jardín o del huerto. Las botellas de vidrio ser reutilizadas y existen muchos compradores que pasan recogiéndolas por las zonas urbanas. Las botellas de plástico pueden venderse a empresas que las reciclan. Los desechos metálicos también pueden ser vendidos para su reciclaje.
-          Depositar la basura solamente en los lugares destinados para esto, evitando tirarla en las calles o los parques.
-          Evitar la quema de la basura, que contamina la atmósfera perjudicando al ser humano y otros organismos.

En los centros educativos
-          Separar los residuos de acuerdo con su tipo y posibles destinos, buscando reutilizar o reciclar la mayor parte.
-          Usar las hojas por los dos lados y aprovecharlas al máximo para no desperdiciar papel.
-          Comprar solamente los útiles que sean necesarios, usando para borradores los cuadernos viejos.
-          Llevar comida de la casa para consumir alimentos más sanos a la vez que se genera menos basura.
-          Conformar clubes para concienciar a toda la comunidad educativa sobre los problemas del manejo de los desechos y posibles soluciones.

En las actividades de producción
-          Reducir el uso de fertilizantes químicos y en vez de ellos usar abonos orgánicos.
-          Procurar el control natural o biológico de plagas en lugar de usar plaguicidas sintéticos.
-          Evitar la basura en el lugar de trabajo.
-          Controlar la acumulación de desechos generados por el ganado y mantener limpias las áreas de corral y establos.
-          Manejar apropiadamente el agua para riego y evitar el uso de aguas negras para estos fines.
-          Instalar plantas de tratamiento para los desechos sólidos y las aguas residuales en las industrias.
-          Clasificar los residuos procurando reciclar la mayor parte de ellos.
-          Reutilizar los materiales de oficina y controlar el uso y desperdicio de papel y otros suministros.
-          Recibir materiales de reciclaje que les puedan ser de utilidad.
-          Promover campañas de concienciación y capacitación del personal para el manejo apropiado de los residuos.
En la vida cívica
-          Depositar siempre la basura en los zafacones, lugares apropiados para ello; nunca en la calle ni en otros espacios públicos.
-          Contribuir a la reducción del consumismo, distinguiendo los bienes necesarios de aquellos de lujo.
-          Reducir, reutilizar o reciclar los desechos siempre que sea posible.
-          Educar a la familia para establecer una relación armoniosa con el medio ambiente y los recursos naturales.
-          Procurar que las demás personas también mantengan una apropiada relación con la naturaleza.
-          Participar de manera activa en los programas y grupos orientados a conservar el medio ambiente.

-          Evitar la quema de basura, gomas o plásticos, y el uso de fuegos artificiales.

Cristino Alberto Gómez
@CristinoAlberto

Entradas más populares de este blog

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!

Yaciente soñador