Cuando te siento triste

Mi vida columpiándose a la espera,
el tiempo argumentándole que existe,
las aguas explorando la ribera,
la brisa celebrando que viniste,
dibujan un color sobre la tierra
cuando te siento triste.

Dormida la mañana me comenta
las horas que en silencio convertiste,
la noche que trasciendes soñolienta
mirando el porvenir que se resiste
al verde amanecer porque se ausenta
cuando te siento triste.

Pregunta la montaña una llanura,
el trémulo sediento piensa el tiste.
Las hojas murmurando tu ternura
recuerdan la mirada que me diste.
Camino donde habita la locura
cuando te siento triste.

Cristino Alberto Gómez
2 de abril de 2014
@CristinoAlberto

Entradas más populares de este blog

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!

Yaciente soñador