Cuando llega la sequía

Foto tomada de: Nárguil Comic Arts
Cuando llega la sequía,
me comenta su color la fantasía.
Los baraños rememoran estaciones,
criticando la nublada travesía.

Cuando llega la sequía,
se confunde con el alba el mediodía.
Son inmensas las mañanas y sus horas
llevan aire indiferente. Son del día
los temores, galipotes... 

¡Quién diría
que estos suelos soportaran la sequía
abrazando finamente la hojarasca?
¡Vaya forma de vencer la precundía!

Luego pasa la sequía.
Eso piensa bajo sombra una peonía.
Es la sed que tras el árbol se detiene,
hecha sal mientras advierte un nuevo día.

Cristino Alberto Gómez
13 de septiembre de 2014
@CristinoAlberto

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!