Ilusión postrera

He visto
cuatrocientas ciguas
levantar el nido,
encontrar de nuevo
las pencas
y olvidar luchando
que había caído.

He visto
la mirada triste
comenzar el giro
y saber el cielo,
despierta,
contemplando el paso
del ayer rendido.

He visto
más allá también
la sonrisa nueva
que dibuja un niño
lleno de esperanza
soñando
que al futuro gris le
volverá su brillo.

He visto
por la calle sola
mi ilusión postrera
suponiendo el trillo,
andando,
desolada, ciega.
Olvidó que vivo.

Cristino Alberto Gómez
30 de marzo de 2015
@CristinoAlberto

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!