Café mañanero

El agua que yo más tomo
tiene color, tiene alma,
olor a mañana fresca,
sabor a tierra montana.

El agua que me da vida,
también en la madrugada
me abre los ojos al día
cuando su aroma me llama.

"¿Cómo lo quieres?", pregunta
mi madre, junto a la greca.
"Negro como yo, bien fuerte,
caliente y con mucho azúcar".
Es el café mañanero
el agua que más me gusta.

Cristino Alberto Gómez Luciano
Viernes 27 de abril del 2007

Entradas más populares de este blog

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!

Yaciente soñador