Me voy a morir

Lloro porque sólo el padre
sabe si habré de sufrir;
muero de nervios, compadre,
porque me voy a morir.

No sé cuándo, no sé dónde,
a mí la muerte vendrá.
Gritando: “¿por qué te escondes?”
su amarga voz llamará
-¿cómo lo aprendió?- mi nombre
y un tonto responderá.

República Dominicana, 6 de octubre del 2007

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!