Versos chilenos


Como el poeta que escribió a tus playas,
como el sabor del vino y tus mañanas,
junto a la placa Suramericana 

sintiendo el roce de la Nazca, Chile,
yo te acompaño ahora.

No me preguntes dónde nací, Santiago.
No me pregunten Valparaíso y Maule.
Soy tan de Chile, sin que mi cuerpo vaya,
como de Haití, que su dolor comparte.

A ti que sufres al recordar tu historia
llena de luto, de opresión y sangre,
hoy de la tierra que las entrañas tiemblan
y te golpean sin explicar razones,
hoy que tus hijas, chilenas madres, lloran,
yo te acompaño, Chile.

Ya no hay figuras para decir qué siento.
No tengo ritmo para cantar mis versos.
Lloro en Haití, lloro en tus costas, Chile
y te acompaño ahora.

Cristino Alberto Gómez
27 de febrero de 2010

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!