Un hombre se hizo dios...

Un hombre se hizo dios
y caminó sobre nosotros
pisoteando las páginas
de tu ficticia historia.

¿Quién habrá escrito
la historia no recordada?
¿Hasta cuando podría
restregarla en tu cara?

Un hombre se hizo dios
y caminó sobre nosotros.
Conquistaba inocencias
con tus prendas y alhajas.

Te llamó degastada,
ignorante y malvada.
Siempre supe que nunca
fuiste de la que hablaba.

Un hombre se hizo dios
y caminó sobre nosotros.
Era un hombre que soñaba
ser el sol; agua los otros.

¿Quién hereda su trono?
¿Quién suelta la prima piedra?
¿Quién corta terrestre el tronco
de la trepadora hiedra?

Un hombre se hizo dios
y caminó sobre nosotros.

Cristino Alberto Gómez
18 de mayo de 2010

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!