Tiempo inmensurable


A Yngris, con mucho cariño

Regálame un minuto
para entregarte
lo mejor de mí.

Dame tan sólo un minuto,
no mires cuan extenso,
para leer los versos
que escribo para ti.

No importa cuan corto
resulte un año
para decirlo todo
en ocho letras
o si el recuerdo
fue tan efímero
para no hablarte
al retornar tu mirada,
brillante y única
igual que antes.

No importa si una noche
es corta y no me basta
para decir
lo que escribir no pudiera
y que me haría vivir...
si ya no existen más letras
ni se puede deducir,
pero mis versos
los dedico para ti.

Cristino Alberto Gómez
28 de febrero del año 2007

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!