Hecho pedazos

Quiero decirte que mi alma
pide que hoy te pueda ver.
Quiero contarte que estas lágrimas
secar no puedo de mi piel.

Soy marinero que desea
cambiar el viaje, en alta mar,
sin sorprenderse cuando vea,
sus sueños rotos, lo fatal.

Ofréceme tu trago amargo;
clava tus uñas en mi piel.
Brindemos por un sueño largo,
dame tu vino hecho de hiel.

No he de pensar que sin quererlo
has descansado en otros brazos.
Estoy, tan sólo por saberlo,
sinceramente hecho pedazos.

Cristino Alberto Gómez Luciano
Costa Rica, 18 de noviembre del 2008

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!