No preguntes, calla

No preguntes cómo estoy,
ya no cuestiones.
Tú bien sabes que te fuiste un día,
y que el invierno
me consume entre sus vientos fríos
sin tu tierno
calor que me acaricie,
sin alegría.

Calla,
no te refieras a este amor
que he despedido
contigo,
no lo menciones.

Olvidemos aquel muerto ayer
si es que no vuelve,
y si así como antes te veré,
ensordéceme,
háblame,
¿cuándo vienes?

Cristino Alberto Gómez
Costa Rica, 17 de noviembre del 2005
@CristinoAlberto

Entradas más populares de este blog

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!

Yaciente soñador