Cinco días o seis

Cinco días o seis son poco tiempo
porque existen las ganas
de vivirlos eternos.

Nos preguntan las piedras del río
la magnitud de un beso.
Tú te acercas a mí, yo te descubro.
Habitan maravillas en tu cuerpo.

Comentan tus amigos y los míos.
que somos indiscretos.
Mi cara se despega porque en casa
me reprenden y tiemblo.

Cinco días o seis son un segundo
-los quiero eternos-
y trescientos sesenta interminables
sin tus besos.

Cristino Alberto Gómez
21 de marzo del 2008

Entradas más populares de este blog

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!

Yaciente soñador