No te vayas nunca

No te me vayas nunca,
mi amor.
No te vayas nunca.

Quédate con mi sueño.
Sin ti,
¿para qué despierto?

Llévame con tus ojos
a ti.
Quiero ser tu antojo.

Dime que estás muy cerca
de mi.
Rompe ya mi puerta.

Eres la vid más dulce,
mujer.
Por favor no ocultes

lo que tus ojos dicen.
De amor
déjalos que brillen.

Sientes que estoy contigo
y allí
sólo duerme el frío.

Sabes de mí, tú sabes...
más bien
dime qué no sabes

tú que conmigo llegas
de mi.
Pero cuando vuelvas

no te me vayas nunca,
mi amor.
No me dejes nunca.

Cristino Alberto Gómez
7 de abril del 2010
1:45 AM

Entradas más populares de este blog

El estudio de mercado de un proyecto

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!