Sólo pude mirar

Ignorado primor,
olvidado final,
solo pude mirar;
yo no supe de amor.

Se fijó mi pupila
en el sol que nacía 
mas quedó consumida
cuando apenas veía.

Desperté ilusionado,
me soñé vencedor
del futuro dorado
que opacó mi color.

Yo no sé de mañana,
no comprendo el amor
que se nubla de ganas
y diluvia dolor.

Ignorado primor,
olvidado final,
solo pude mirar;
yo no supe de amor.

Miles veces morí
embriagado en la sed
que entre sueños vencí
pero pronto olvidé

que tan sólo viví
para verla llegar
y sentirme feliz
con su dulce mirar.

Olvidé las auroras
si existieron un día.
Me quitaron las horas
cuando quise la vida.

Ignorado primor,
olvidado final,
solo pude mirar;
yo no supe de amor.

Sólo sé de la tarde
que acapara los días;
luego, gris y cobarde,
se desliza rendida.

Yo no sé de color,
yo no sé de futuro.
Me detesta el amor,
me acorralan sus muros.

Desconoce la voz
que tocando su puerta
se confunde con los
epitafios, ya muerta.

Ignorado primor,
olvidado final,
solo pude mirar;
yo no supe de amor.

Cristino Alberto Gómez
3 de enero de 2015
@CristinoAlberto

Entradas más populares de este blog

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!

Yaciente soñador