Tengo celos

Tengo celos
por el secreto que esconde
el color de los cielos.

Tengo celos
porque conoce tu blusa
el andar de tu pelo.

Tengo celos
cuando te besa la noche
y te vuelves mi sueño.

Tengo celos
pero regreso contigo
a vencerlos de nuevo.

Tengo celos
cuando amanece tu nombre
y te miran los cerros.

Tengo celos
cuando soñamos la ruta
y te encuentras tan lejos.

Tengo celos
pero sabré que conoces
el final de mis versos.

Tengo celos
que cambiaré por el brillo
de tus ojos atentos.

Cristino Alberto Gómez
23 de enero de 2016
@CristinoAlberto

Entradas más populares de este blog

Capitales de la comunidad y desarrollo rural

¡Buenos días, universo!

Yaciente soñador